Formación y desarrollo de empleados

Una empresa debe considerar dentro de sus obligaciones el desarrollo y formación de sus empleados. La mejor manera de establecer esta posición es a través de políticas de empresa que permita generar los lineamientos fundamentales del tema.

Política de desarrollo de los empleados

La política de empresa de Desarrollo de Empleados se refiere a los programas y actividades de aprendizaje y desarrollo de la compañía.

En el entorno competitivo moderno, los empleados necesitan reponer sus conocimientos y adquirir nuevas habilidades para hacer su trabajo mejor. Esto beneficiará tanto a ellos como a la empresa. La idea es que se sientan seguros de mejorar la eficiencia y la productividad, así como encontrar nuevas vías hacia el desarrollo personal y el éxito.

El alcance de esta política se aplica a todos los empleados permanentes, a tiempo completo o parcial, de la empresa. Los empleados con contratos temporales o a corto plazo podrían asistir a las capacitaciones a discreción de su supervisor directo.

Los empleados, gerentes y Recursos Humanos (HR) deben colaborar para construir una cultura de desarrollo profesional continuo. Es responsabilidad de cada empleado buscar nuevas oportunidades de aprendizaje. Es responsabilidad de la gerencia entrenar a sus equipos e identificar las necesidades de desarrollo de los empleados. Y es la responsabilidad del departamento de recursos humanos facilitar cualquier actividad y proceso de desarrollo del personal.

¿Qué entendemos por formación y desarrollo?

En general, corresponde a capacitaciones de empleados como las siguientes:

  • Entrenamientos formales (individuales o corporativos)
  • Coaching y mentores de empleados
  • Participación en conferencias
  • Entrenamiento en el trabajo
  • Rotación de trabajo

Como parte de las provisiones de aprendizaje y desarrollo, también se puede organizar suscripciones o material educativo, para que los empleados tengan acceso a noticias, artículos y otros materiales que pueden ayudarlos a ser mejores en su trabajo. Esta lista no incluye licencias de software u otras herramientas que sean absolutamente necesarias para los trabajos de los empleados.
Programas individuales de formación

La compañía debe contar con ciertas provisiones con respecto a programas de entrenamiento individuales. Todos los empleados que hayan trabajado para la empresa cierta cantidad de tiempo son elegibles para participar en programas de capacitación externa individualmente o en equipos. Se debe establecer un presupuesto por cada empleado al principio de cada año.

Los empleados pueden elegir asistir a tantos programas de formación, siempre que no excedan el presupuesto y el límite de día. Si lo hacen, tendrán que usar su tiempo libre y pagar cualquier adicional ellos mismos.

Tanto los empleados como sus gerentes son responsables del aprendizaje continuo. Los empleados deben mostrar la voluntad de mejorar, pidiendo a sus gerentes de dirección y asesoramiento. Los gerentes deben hacer lo mismo con sus propios superiores, al tiempo que alientan y mentoran a sus subordinados.

Los empleados y los gerentes son responsables de encontrar las mejores maneras de desarrollo. Pueden experimentar con rotación de trabajo y otros tipos de entrenamiento en el trabajo (sin interrumpir las operaciones diarias). También se debe incitar a los empleados a utilizar sus derechos para el aprendizaje a su propio ritmo pidiendo material educativo y acceso a otros recursos dentro del presupuesto asignado.

Leave a Reply