¿Qué es y para qué sirve el balance general?

Uno de los estados financieros más importantes para cualquier empresa es el balance general y es que, este estado de situación patrimonial, ofrece la información contable de cualquier organización  necesaria para obtener detalles de su situación económica para un período específico.

Suele compararse con una fotografía de la gestión financiera ya que demuestra de forma cuantitativa el resultado de la gestión, considera en sus cuentas el valor de sus activos, pasivos y patrimonio.

Elementos del balance general

El balance general está compuesto por:

  • Cuentas de Activo: formado por los elementos susceptibles de incrementar la cantidad de dinero en el futuro a favor de la empresa, mediante el uso, cambio o venta. Es lo que la organización posee en efectivo, bancos, bienes muebles e inmuebles, terrenos, equipos, cuentas por cobrar y partidas similares
  • Cuentas de Pasivo: son las obligaciones económicas y contingencias de la empresa, tales como cuentas por pagar, hipotecas, servicios, proveedores y partidas similares
  • Patrimonio: Se calcula disminuyendo el pasivo del activo, está constituido por los aportes sociales y los resultados no distribuidos, por lo que los períodos contables que registren pérdidas repercutirán en una disminución del patrimonio neto. Este elemento del balance general demuestra la capacidad de autofinanciación al valerse de sus propios recursos o la necesidad de conseguir financiamiento externas a través de terceros

Finalidad y funciones del balance general

La finalidad de este estado financiero es formalizar por escrito, de forma clara, simple, organizada y consolidada, la información acerca de la posición de la empresa en una fecha determinada, es decir, todo lo que tiene la entidad y las fuentes de las cuales proviene. Esta información es muy importante ya que sirve de base para la toma de decisiones a nivel gerencial.

Con respecto a las funciones del balance general destacan:

  • Conocer las posibilidades de la entidad dentro del mercado, determinar su adecuada gestión ya que si el monto de los pasivos supera al de los activos no es conveniente asumir nuevos compromisos que implique mayor riesgo, por lo que es mejor mantener un perfil de contención, por otra parte, si hay carencia de inversiones es conveniente chequear las posibilidades que ofrece el mercado y analizar nuevas inversiones conducentes al aumento de capital
  • Reflejar una excesiva cuantía en deudas, esto podrá crear una alerta para prevenir posibles embargos
  • Facilitar la toma de decisiones, al conocer el estado económico de una organización, los accionistas, potenciales inversores, financistas y proveedores pueden controlar y manejar su inversión con mayor margen de seguridad
  • Permitir el cálculo de impuestos que debe pagar la institución

Leave a Reply